Show

Pisco, la experiencia peruana cerca de ti

El sabor andino de la colonia Anzures “Pisco, la experiencia peruana”, es el único restaurante de la Ciudad de México en contar con el certificado de “Auténtica Cocina Peruana” otorgada por la Universidad de San Ignacio de Loyola de Lima Perú por encargo de la autoridad turistica y de promoción del gobierno peruano: Promperu. 

Esta certificación garantiza a los comensales que en su restaurante se ofrecen platos preparados con recetas realmente peruanas y que preservan el valor de la gastronomía de Perú y promover el consumo de insumos peruanos en el extranjero para garantizar a los comensales una verdadera experiencia de platos peruanos.

La Certificación de Restaurantes Peruanos en el Exterior es una iniciativa de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) que cuenta con la ‘Marca Perú’.

Creado para complacer tanto a peruanos que radican en esta metrópoli como a los mexicanos, “Pisco, la experiencia peruana” replica en sus platillos y su sazón la experiencia culinaria del país sudamericano. Para ello, la chef mexicana Yerika Muñoz fue la encargada de determinar los platillos que conformarían la carta. 

A cargo de la cocina se encuentra la chef peruana Alessandra Gonzales Ruiz, quien tiene una licenciatura en gastronomía por la Universidad Pachacutec fundadad por Gastón Acurio. En sus años de experiencia, ha trabajado en Emiratos Arabes Unidos, Catar, São Paulo y en Lima, Perú.

Así, la experiencia en este rincón peruano comienza con tres salsas (la picante a base de huacatay, maní y ají); el rocoto picante; la cancha (maíz frito) y los chips de papa, camote y plátano. Después, el cebiche, los anticuchos y causas se presentan con las afamadas bebidas pisco sour o chilcano peruano, y para el dulce final, nada como el suspiro limeño. Entre los platillos imperdibles de “Pisco, la experiencia peruana” están: 

Cebiche peruano: pescado, leche de tigre, cebolla morada, cilantro y chile cuaresmeño.

Causa: puré de papa, con ají amarillo, limón, ajinomoto, crema de aguacate, salsa de rocoto y huevo cocido; el relleno puede ser de atún, camarón o pollo.  

Seco de res: estofado de cabrería servido con puré de frijol y salsa de cilantro. 

Anticuchos de corazón de res: papa mortero con salsa de ají panca, elotes salteados en mantequilla y huancaína amarilla.

Chupe de camarones: camarón, langostino, arroz, haba, chícharo, huevo pochado y quenelle de pan frito. 

Suspiro limeño: hecho a base de leche condensada y evaporada, yemas y merengue al oporto.

Además, la alianza que han formado con la pastelería El Alfajor ha permitido que los comensales pueden saborear los clásicos alfajores (dos galletas con dulce de leche como relleno), el cheesecake de maracuyá o una variedad de galletas exquisitas que se pueden acompañar con el café de Pisco o con Inca Kola. 

El restaurante Pisco trae a Ciudad de México la alegría de los peruanos, su sazón y  productos para que todos los citadinos saboreen la cultura andina. 

You Might Also Like