Columna

¡Presidente, saque las manos del INE!

Por Ricardo Alemán

Ante los ojos de todos y frente a la apatía general –acentuada por la inexistencia de opositores reales–, el presidente López Obrador destruye a su antojo los equilibrios institucionales y los contrapesos fundamentales del andamiaje democrático.

Incluso, no es exagerado decir que hoy no existe división de poderes y que el presidente tiene en un puño no sólo al Poder Ejecutivo, sino también a los poderes Legislativo y Judicial.

Y si nos descuidamos –como sociedad–, en cualquier momento López Obrador puede apoderarse del INE, a través de alguna de las “chicanadas” políticas y las estrategias “leguleyas” que ha empleado para hacerse del poder absoluto.

Y es que hasta hoy el último de los poderes que no está en manos de Obrador, es el poder electoral; el INE, institución contra la que el presidente ha lanzado lo que parece la última intentona para colonizarlo.

Seguir leyendo…