Columna

Un delator, El Chapo, los Beltrán y García Luna

Por Jorge Fernández Meléndez

• Cómo, en medio de la guerra de cárteles, un funcionario como Reyes Arzate, o incluso como García Luna, pudiera recibir dinero de cárteles enfrentados sin sufrir represalias.

El miércoles pasado, en la corte de Nueva York donde se llevó el caso de Joaquín El Chapo Guzmán y ahora el de Genaro García Luna, inició el proceso contra Iván Reyes Arzate, un excomandante, durante muchos años, de la Policía Federal, que fue el responsable, entre 2008 y 2016, de la relación de esa dependencia con la DEA estadunidense. En 2017, Reyes Arzate se entregó en la Unión Americana ante una corte de Chicago y aceptó haber entregado, por años, información al cártel de los Beltrán Leyva, incluyendo la identidad de un agente encubierto que fue asesinado por el propio cártel.

Reyes Arzate recibió en Chicago, merced a los acuerdos que estableció con la justicia estadunidense, una condena de tres años, que terminaría de cumplir a fines de enero pasado. Pero poco antes de quedar en libertad fue reclamado por la fiscalía de Nueva York, acusado de narcotráfico, para involucrarlo en el caso de García Luna, que lleva esa misma fiscalía.

Seguir leyendo…